VENENITO

16 feb. 2011

MURO DE SECRETITOS

Al que ingrato me deja, busco amante;
al que amante me sigue, dejo ingrata;
constante adoro a quien mi amor maltrata
maltrato a quien amor busca constante.

Al que trato de amor hallo diamante;
y soy diamante al que de amor me trata;
triunfante quiero ver al que me mata
y mato a quien me quiere ver triunfante.

Si a éste pago, paece mi deseo:
si ruego a aquél, mi pundonor enojo;
de entrambos modos infeliz me veo.

Pero yo por mejor partido escojo
de quien no quiero, ser violento empleo,
que e quien no me quiere, vil despojo.


Feliciana me adora y le aborrezco;
Lisardo  me aborrece y yo le adoro;
por quien no me apetece ingrato, lloro,
y al que me llora tierno, no apetezco:

a quien más me desadora, el alma ofrezco;
a quien me ofrece víctimas, desdoro;
desprecio al que enriquece mi decoro
y al que le hace desprecios enriquezco;

si con mi ofensa al uno reconvengo
me reconviene
el otro a mi ofendido
y al padecer de todos modos vengo;
pues ambos atormentan mi sentido:
aquéste con pedir lo que no tengo
y áquel con tener lo que le pido;

SOR JUANA INÉS DE LA CRUZ

De ninguna forma se puede satisfacer todos los deseos, es verdad, siempre se está persiguiendo al imposible, y al que nos persigue, no lo tomamos encuenta; ésto justamente recordaba ayer él, mientras escuchábamos  de fondo "suelta mi mano" de Sin Bandera; existen recuerdos que siempre atormentarán,  lo peor es la forma en la que lo hacen.  Por tanto la contrariedad de éste fenómeno es el hecho, en el que se refugian los momentos que cambian toda nuestra historia, aquellos que matan nuestro corazón;  el resultado por muy incierto, desalentador que parezca  va forjando un camino, al que denomino "el futuro"

Recuerda amado mío; yo tenía que recorrer un enorme camino para darte el sí, con ello poder llegar a mi verdad, explorar mis  sentimientos, gritarle a la vergueza y a mi soledad que dejara empaparse de tu amor; tenía  mucho miedo, de tí.... 
  
Pues bien corazón;  No!!, no me arrepiento jamás de pronunciarte aquel discurso que partió tu corazón (y que lo sigue haciendo);  pretendo sólo recoger los pedazos de nuestro pasado para pegarlos en nuestro muro de secretos; gritarte todas las mañanas ; ¡hey, estoy aquí ! - buenos días corazón (dándote miles de besitos en las mañanas)...

Hoy puedo acariciarte y decirte que por fin me vi corriendo detrás de ti.... (ésto es un pequeño homenaje a nuestro atormentado, dificil, doliente, punzante y debastador idilio...) 
Te recuerdo, recondándome..!!

No hay comentarios: