VENENITO

4 may. 2018

El túnel




"A pesar de todo, el hombre  tiene tanto apego a lo que existe que prefiere finalmente soportar su imperfección y el dolor que causa su fealdad, antes que aniquilar la fantasmagoría con un acto de propia voluntad".

El túnel
Ernesto Sabato

La niña más bonita

Hace unos días vi en la red un vídeo que se titulaba "La niña más bonita". Es un tierno niño que le dice a una niña que él ve a la niña más bonita; ella voltea al espejo y mira su reflejo. Es tierno, cursi y altamente estereotipado. Ciertamente, la niña más bonita, es la que sabe que lo es y mira todo aquello que nadie ve. Su verdadero yo.

Y así, sin reservas, es que sabes perfectamente quién eres. 




¿Bailamos? - Otro día -


Entre a la sucursal llena de espectativas. En mi mente pensaba en algún plan para no verme tan obvia. En mis manos no traía el libro que esperabas, pero traía algo mejor; un rompecabezas de ésos que sé y muy bien, iluminan el rostro de cualquier niña.
Así que entré y a la primer persona que vi fue a una mujer; me miró con mucho recelo de pies a cabeza, la ignore (no porque resultará ofensiva, si no porque visiblemente es de ésas mujeres jóvenes que apenas se encuentran en aquella etapa especial de su vida, a la que denominé "plenitud" : que no es otra cosa que sentirse la chingonería de vieja que  todas  las puede,  cual perra, defendiendo su territorio, alardeando de su porte encantador, seduciendo miradas con aquel pantaloncito negro, favoreciendo su arrogancia, altanería y mostrando su nula inteligencia empática).  
Fue ahí cuando supe de qué son todas aquellas publicaciones  pseudo- pendejas disfrazadas de ironía. "Él no estaba atormentado por sus demonios internos, él trabaja con el demonio en pantalón negro y sólo trata de calmar su desesperación carnal confundida con amor". Ya para entonces lo de menos era hacer el negocio, mucho menos el regalo;  estaba todo tan claro, fue como entrar al infierno del que eres parte, vil tormento de vivir así.
Para mi fortuna, pude mirar al demonio  a los ojos, y descubrir tus pensamientos (recuerdas que te dije que estábamos conectados, extrañamente, fue como escuchar tus pensamientos y por primera vez, deduje de qué tanto me hablabas, porqué te quemabas las palabras al hablar de demonios, lo entendí). Me reservo todo lo que pude ver. Miré lo que miras, pensé lo que piensas,  sentí lo que sientes. Yo tan tú,  y tú tan lejos.
-No haré tratos aquí -le respondí al pantaloncito negro, mes con mes tengo que pagar comisión. Créeme reina , no estoy para andar perdiendo en tiempo. Gracias. Y así con la dignidad bien puesta, me retiro para siempre de aquí - A la chingada - me dije, mientras salía de aquél infierno.
Mi muy querido y atormentado pinche amigo:  Te dejo así, deslumbrado, sin ojos y con tu demonio con pantalones y sin ellos, con dignidad , con ego, con apatía con incertidumbre, con pesar, con desilusión...- vete a la mierda-
Posdata:  Usted leyó una vivencia real, de un demonio real,  a la que le encanta la palabrería. Gracias mi querido súcubo por contar.




12 abr. 2018

No cariño , no soy una mujer común

No soy el tipo de mujer  con la que puedas dar todo por sentado.
Puede que ya lo hayas oído antes, pero soy el tipo de mujer que cambiaría tu vida. No pretendo ser lo mejor que te ha pasado, y puede que nunca lo sea, pero otra como yo no vas a conocer.

Soy el tipo de mujer que quiere una vida con un significado, no superficial. No quiero conocer el mundo a través de historias y fotografías, quiero conocerlo con todos mis sentidos, y explorar las cosas en primera persona. Los lugares, las emociones, las experiencias: quiero que sea mío, y no algo que oí por ahí. Para éso me leería una novela, pero quiero tener en mi piel cada una de ésas experiencias, no sólo en mi mente.

Me declaro el tipo de mujer, que quiero ir a lo más profundo de ti, reconocer cualquier recoveco y darme el tiempo para hacer una expedición en tu mente . Tengo todo el tiempo del mundo y no pretendo apurarme. Quiero conocerte completamente y si estás en este camino conmigo, tendrás que soportarlo. No me conformo con poco, porque no quiero una vida mediocre, quiero lo mejor que pueda tener bajo los parámetros de mi visión y no me cansaré hasta sentir que lo tenga.

No soy una mujer cualquiera, no me importa esperar, no me importa qué te enojes, siempre seré sincera. Pues para vivir la vida que anhelo, tengo que tener  la vida por delante y si a alguien no le gusta, tendré que aguantarlo y ser más fuerte e indiferente. No ocultar él lo que soy porque no le agrade al resto, y el acto de mayor generosidad que yo considero, es decir la verdad, así que no me quedaré callada.

Tengo mis reglas, y no me importa romperlas de vez en cuando, pero nadie me va a pasar a llevar. Estoy dispuesta a amar  y a entregarlo todo, cada parte de mí, sin tener que dejar de ser quién soy. Soy egoísta, pero también me desvivo por el resto. Una mezcla en extinción, quiero un amor desinteresado, y cuando lo encuentre sé que no me voy a medir ni programar para expresar lo que siento. Y te amaré fuertemente, pero sin perder todo lo que soy, porque eso no es amor real.

Soy el tipo de mujer que tiene sus inseguridades, pero le sonrio a la vida, y no dejo que me venzan. De a poco, yo seré quién las venza a ellas. Convivo conmigo misma y amo tal cuál soy, sé que en el camino, habrá tiempo para arreglar los desperfectos. Porque no perderé el tiempo forzandome a cambiar; cada cosa tendrá su tiempo y el mío ya irá a llegar. Pero mientras espero no me quedaré quieta y voy por más.

Soy tenaz, soy apasionada amo a los que me rodean, y los cuido con todo mi ser. Mi rostro no oculta nada, pues ya nada me puede asustar. No me dejaré quebrantar por nada, porque tengo el amor de mi lado. Lucharé por todo lo que quiero y por la vida que quiero contigo, y si hay que desviar el camino, esquivaré los obstáculos y lo volveré a retomar siempre con el mismo destino: no dejar que nadie te diga que debes ser lo que no quieres ser. Porque soy valiosa y  tengo sangre que corre a toda velocidad pornos venas, y porque creo en algo más.

Autora: Valentinne R.

11 abr. 2018

Mis rodillas

Me encuentro tan lejos de tu pecho, quizá con alguna otra figura amorfa lograría tocarte mientras tus manos me abrazan.

Qué forma tan cruel la tuya de tocarme, y ni así poder satisfacer al rayo de luz que entra por tus ojos. Ahora bien, entiendo que éste comportamiento tan insano de querer verte y besarte en la penumbra sólo alimenta mi desesperado anhelo del deseo. Me alimentas, me llenas, me escurres y me dejas.  Si al menos supiera que soy tu adicción.

Dulce tentación que me apartas de ti a la menor provocación de lujuria. Explotemos juntos y al final , sólo abrázame fuerte.  No, no me bastó con solo gemirte, olerte, tocarte.  Nada me basta desde que existes.

Amor, ya me tienes abajo, arriba, recostada, sentada y aquel beso infame, resultó ser la chispa que revivió mis recuerdos, y tus manos de hombre junto a las mías  fueron miles de soles inertes en un instante... mío, nada más mío. Demonio, ángel, orgullo, desafío. Te declaro espejismo de mis silencios, secreto de mi cólera. Te declaro tuyo jamás mío.

Entonces desperté...

12 feb. 2018

El e-mail

Abrí mi correo.  Memo me mandaba siempre la tarea personalmente.  Y es que tenía que conseguir su e-mail. Nunca me había gustado alguien mayor que yo.  Guillermo era mi maestro en la Universidad. Era un hombre atractivo visualmente,  pero su altanería y su descontrolada coquetería te hacían dudar. 

Un día caminaba por los pasillos de la Universidad y me lo encontré de casualidad.  Es de menos mencionar que a Memo le encantaban las mujeres atractivas.  Me sonrió y me preguntó si quería acompañarlo a comprar vino para la cena.  Ahí fue cuando mi gusto se transformó en interés.  No sé,  qué fue, si sus labios carnosos o aquel lunar en la mejilla que me volvió loca. Sí,  mientras él me contaba de su arte culinario, me enamoré.   Memo era un maldito conquistador, lo entendí hasta que lo visité en su cubículo. Estaba siempre lleno de mujeres.  Yo llevaba un pastel de piña, por su cumpleaños. Entonces llegó ella,  una mujer alta,  rubia, que llegó a opacar mi presencia.   Ella llegó con un cuadro de Frida Kahlo, tamaño  -a la verga putitas-  (Memo era fan de Frida,   cosa que ignoraba) Memo tenía visible gran contacto con ella,  màs que conmigo.  Y así,  incómoda,  apenada y visiblemente derrotada ,  le sonreí a la Güerita...  Salí de aquél  cubículo ,  y  dejé encima de su escritorio aquel pastel. Claro, con una pequeña nota que decía :  Al Pinche Memo ¡FELICIDADES!  

Los días siguientes, no lo busqué,  Y en clase evitaba mirarlo a los ojos.  Sólo hacia como que escribía y ponía regular atención cuando hacia comentarios burdos.  Me di cuenta que Guillermo como docente,  era un pendejo.  Un buen día nos juntó para hacer trabajo en equipo (fue que pidió mi número de teléfono) para la lista de horarios escolares. Se lo dí.  Para entonces ya no tenía  ningún interés (verlo era pensar en la Güera y más que éso,  era mi orgullo hecho mierda).  En la noche,  recibí sus mensajes dónde me preguntaba
-¿Dónde había quedado mi interés?  - nunca respondí el mensaje.  No porque no quisiera,  si no porque no sabía cómo manejar a un hombre  con varios kilómetros recorridos. Él tenía la experiencia y yo... sólo la calentura.  Guillermo era de Veracruz, el hijo más pequeño de sus cuatro hermanos ¡Guillermo era un hijo de su chingada madre!   Me había contado de sus viajes a otros Estados de la República Mexicana de sus gustos, planes.  Si,  era un buen contador de cuentos. Así poco a poco y sin anestesia,  supe que en sus historias,  no había lugar para una relación.  Memo, era por mucho,  un hombre sin ataduras, un baterista,  loco soñador, romántico poeta, con un gusto especial por el vino. Así de pronto,  me invitó a vernos en su departamento y entendí que quizá podía ser algo importante en su vida o quizá no.  Nunca lo sabré.  Ése lobo comía Caperucitas ¿Valía la pena? 

El Memo,  sabía como disfrazarse de caballero.  Fue así que conocí a otro tipo de hombre,  de ésos que alimentan,  te quitan,  te ilusionan y luego atormentan tu buen juicio. Mi relación no era de amistad, tampoco fraternidad. Sólo es que compartía demonios  fotogràficos dignos de una señorita virginal. La adicción despertó en todos sus e-mails. ¿Qué màs se podría esperar? Estaba  loca de deseo. Yo,  jugando a la vergas,  me daba cuenta de su juego,  y aún así,  amaba jugarlo.

Ésta fina historia termina con un        E-MAIL sorpresivo.  Pensaba (ingenuamente) que era una foto de su viaje por Perú, el cual decía:

Querida... Carolina, Susana, Andrea,  Alma y Nancy....

-Soy GUILLERMO e intercambio          e-mails con ustedes señoritas.  Notificado que sólo he amado a una persona , su nombre es Ana. -

Consigo,  varios archivos adjuntos de conversaciones entre Memo y Ana (Sólo leí uno) el más largo.  En él,  relataba lo que Ana le había declarado,  aquellas demostraciones de afecto y visible amor por él (más de lo que cualquier mujer podría confesar en un estado consciente,  ella estaba letradamente enculada)

Ana era una mujer adinerada,  no supe si guapa o no.  Pero ahí hablaba de seguirlo siempre .  Manejar a medianoche de Puebla a Veracruz sólo por un beso.  ¡¡Vamos  EL PINCHE GUILLERMO lo era todo en su vida!!   Y no así,  ella en la de él. Parecía que él le tuviera miedo,  Parecía que Ana era todo lo que él buscaba. - "Una mujer que lo hiciera perder juicio,  llevándolo a una aventura y envejecer  juntos, alguien que fuera más que Real, alguien por quién perderlo todo,  y que con ello,  valiera la pena, las risas,  el deseo" - ésas fueron sus palabras en una noche de plática. 

Pensé  que Ana era quién había Jackeado su correo.  Y quería vengaza.   Pero no fue así.  El correo tenía un nombre, Oscar.  Nunca fue una ex-novia vengativa.  Era el novio vengativo de Ana .  Óscar expuso a Guillermo,  al pinche Memo  verga loca,  por quién Ana andaba de culo. 

No más.  Me dije. -No más-.

El último correo de Guillermo lo recibí cuando él se fue a recorrer Europa.  Ocasionalmente me mandaba fotos... al final su frase.

"Por siempre en el tiempo".

El PINCHE MEMO.

Posdata:  El corazón no entiende lo que la razón sí.  Un beso querida Ana corazón de culo.

5 feb. 2018

Noche de nostalgia

Hoy es una de ésas veces que me quedo en casa, sola y con el dilema si estoy haciendo lo correcto.  Mientras tanto,  terminaré de hacer el sílabario para la escuela de mi hijo.  Con suerte y encuentre mi letra favorita. 

15 ene. 2018

Acapulco azul

-Me dirás por fin,  ¿cómo te fue en tu viaje a Acapulco?  - ciertamente no recordé muchos detalles.  Sólo que me quedé a dormir en la playa,  a unos cuantos pasos del mar (cuando aún todavía se podía ). En aquel tiempo le contaba al mar  todos mis secretos y temores;  la universidad,  mís problemas y mi poco tacto con los talentos.  Algo me decía que no había pasado los exámenes. Me sentía perdida,  sola... Mamá  me había dejado ir a ése  viaje,  con la promesa de seguir siendo la misma señorita bien portada  (con los ojos bien abiertos y las piernas cerradas).  Fui a Acapulco con el corazón roto.Nada estaba bien en mi vida,  pero ése viaj, arreglo mi paz interna.  Si te lo platico,  lo resumo en tres palabras: soledad, Luna y melancolía.
-¿Sabes algo? - agregó el desaparecido. -Creo "My sweet love",  estuve contigo viajando en tus sueños en aquel mar,  en aquella Luna,  en aquellos recuerdos allá a lo lejos, Guadalajara.  Juré regresar por tí, en aquel desastre, junto a la inmensidad de corazón.

25 oct. 2017

Lo que contaría mis colchón viejo

Adoro que me escuches como si de verdad te importará que el infierno vive en mi cabeza.  Aquel que me lleva de la mano hacia tu cuerpo que satisface mis lujuriosas intenciones.
Anoche pensaba en lo mucho que te odio,  maldita perra.  Odio a ésa venenosa, ojalá y fuera lo suficiente valiente para abandonar la piel que habita. 

Fervientemente cada noche, doy gracias por tener un techo y una cama con sábanas limpias para dormir.  Siempre he agradecido los diferentes techos en los cuáles  me he cobijado.  Un día estaré en aquel lugar descansando eternamente... mi ataúd que guardará mi cuerpo.  

Mientras tanto,  recordaré eternamente la litera que guardaba mis sueños,  la cama que secó mis lágrimas, aquél sillón de la sala que guardaba mis secretos en los tiempos de Prepa (encontré  mi propio espacio).  Y por último aquella cama que vió nacer y crecer ha mi hijo.  Éste último guardaba una vibra muy especial (sobra escribir que creo fervientemente en las vibras de un álter -ego )  Hoy escribo a la nostalgia de haber tirado mi colchón a la basura.  El colchón de mis primeras veces,  al reir hasta amanecer,  llorar inconsolable por la enfermedad y por aquellas cosas que no estaban en mis  manos.  Mi consuelo, mi cómplice,  mi cuidador de monstruos... lo que diría mi colchón si hablara,  qué  contaría,  qué me reclamaria.  Ahora estoy recostada en un nuevo colchón al que no puedo acostumbrarme, estoy aquí  escribiendo de mi viejo colchón  deseando callar a mis demonios internos. 

La muerte de Doña Mariposa

Le destroce la cara,  aunque en realidad si mis fuerzas me hubieran dejado le hubiera arrancado el pájaro. 

Con mis dientes...   yo misma le hubiera arrancado las alas. -mientras escuché cómo el corazón se me rompía  - No,  me niego a pensar que él pudiera pronunciar semejantes palabras a mi,  su dueña.  Si,  soy la dueña de semejante perro. 

¡Pues a la chingada!  Me recordé amando y deseando.  - "No fue justo que regresaras", no así - me confesaste. 

Un día  te reconocí con alguien más,  como las cartas me advirtieron. Aquellos ojitos coquetos que prometen un mejor futuro. Te miras tan feliz y enamorado.  Ojalá  algún dia me hubieras visto así...   Fue entonces que Desperte. - SOLO SUEÑOS- me dije...Fue tan real.  La profecía en mi memoria ya quedó.  


Posdata: Mariposa muere,  mariposa vuela,  mariposa.   Mariposa despierta.  Mariposa ayer me dijo un ave que volara hasta desintegrarte.  Feliz octubre querido. 

3 oct. 2017

Amor a la antigua.

Confieso que me gusta el amor a la antigua,  aún creo que las canciones se dedican pues van robando sonrisas  y recuerdos al escucharlas. Que la poesía es esa verdad real e irreal para enamorar un corazón.  Que las flores que regalan son parte de vivir sueños.  Las cenas contigo saben mucho mejor.  Que tomarse de las manos y pintar retratos en mi día a día son los que me hacen sentir viva.  Yo pertenezco a las mujeres que  creen en una palabra,  en un gesto,  en tu mirar.   No pido que me entiendas y me importa madre que me juzguen,  sólo quiero entiendan aún creo que es mejor vivir el amor a la antigua.