VENENITO

31 jul. 2013

Y.. Él es el infeliz?

"Soy muy infeliz desde ése día" - esas fueron las últimas palabras del Sr. Mandril. Tomo sus zapatos mirándome lastimosamente. Me sentí la más miserable de las hijas al producir el sentimiento capaz de sucumbir en los infiernos de su ser. No cabe duda que la muerte no es suficiente cuando te sabes la causa portadora de la infelicidad. Por éso te recuerdo "mi mal amado Sr. Mandril" quizá nací para ello (poseo el talento natural), para llenarte con las más crueles palabras,  bien llamadas Verdades.

No hay comentarios: