VENENITO

27 nov. 2010

Esperándote..

Existe un hombre que siempre fue mi héroe. Nunca le vi el rostro hasta los 4 años, cuando lo miré detenidamente me pareció atractivo, propio, fuerte, todo un príncipe. Nunca lo escuché decir una mala palabra; cuando llegaba a casa estaba cansado, así que siempre dormía.  Recuerdo sus botas, y un llavero en forma de bota que decia DISFRUSEL, no sabia lo que significaba, pero sabia que era  alguien duro, muy diferente a mi mamá.  Aquel olor a manzana que despedía, alegraba mi corta vida. Sus manos eran enormes, pesadas, pero al acariciarlas eran suaves, delicadas; ¿cómo algo que aparentaba ser duro podrá ser tan suave? Ése tipo de hombres son los que enamoran a cualquier princesita. Su sola precencia me hacia sentír protegida, quizá por ello siempre le decía a mi mamá que cuando creciera "yo me iría con él"... Ése hombre es mi Padre. Heredé su piel, también sus ojos, a decir verdad ahora que me veo al espejo detenidamente, lo encuentro en mis gestos, en mi mirada, en la forma de expresarme... sólo el tiempo dirá si te volveré a ver, si volveré a tocar las manos que me protegian, y que me decían "mi princesa" cuando llegabas de trabajar...

 Sabes que te estaré esperando... aunque el camino que te traiga a mí, sea el más largo....y si  no vuelves o no puedes volver... ¡yo te encontraré!


No hay comentarios: