VENENITO

26 nov. 2010

las cosas no son como parecen

Malos entendidos, habladurías, hipocrecias, risas fingidas, envidia, o sólo chingar...
¡Yo de veras que no era así, hasta que llegué aquí!- me dijo Adrián...- No debes confiar ni en mí- entonces fue cuando pasó por mi mente ¿Dónde es aquí?...¿Porqué decirme en quién confiar y en quién no? Fue cuando comprendí que lo quizo decirme fue que ha escuchado malos comentarios, de mí, de tí, de ella, de aquel, de todos.
¿Acaso es como una enfermedad colectiva, cuando empiezas a dejarte enfermar por las habladurías???... Confío en que aveces no decimos las cosas como son, habemos quiénes la transformamos, pero hay quiénes sólo buscan salir bien librados y hecharle la culpa al otro... Aquí es donde mi juicio pasa por su prueba... Qué tan firme tengo mis convicciones, mi moral, mi orgullo, puedo ser de las enfermas colectivas?

Intoxicada me vi, toda ésta semana debido a las habladurías, y es que no sólo fue éso, es que por un momento pensé que era una estúpida  jugando a ser profesional. El hecho es que antes de emitir un juicio, se deben tener todas las versiones, y antes de tener todas las versiones, estar bien firme con la confianza autocomplaciente que nos impulsa a crecer. Me dejé llevar por las habladurías, en que momento dejé de ser cabrona para convertirme en un zombie de las habladurías???

Así que una palabra mal encausada, puede ser más peligrosa que una arma, destruye lazos, mata la amistad y la buena voluntad, va creando sólo conflictos, y todo debido a la mala voluntad de unos cuantos.  Toda la semana me la pasé pensando que aparte de incompetente,era una mediocre por dejarme llevar sin argumentos sólo por la pura convicción de creer en las palabras de alguien más, así fue que me hice un personaje malévolo en la mente sobre la voluntad de una persona, que si ésta persona no hubiera hablado conmigo, en verdad  comenzaba a vivir en un infierno, me di cuenta de que sóla empezé a crear un infierno psicológico sobre malas voluntades y todo por escuchar las voces malintencionadas... No siempre se tiene la razón sobre los juicios o apariencias porque al final son sólo éso, malas apreciaciones de la realidad.... O  no???.

No hay comentarios: