VENENITO

1 nov. 2010

Los aretes que se esconden en mi cabello,
el lápiz labial rojo que uso,
la ropa que acaricia mi piel, cubriendo mi desnudez;
aquel perfume natural que abraza, acaricia y me hace presente.

Así pues, mi nombre se inmortaliza,
quedando impreganado
en cualquier objeto que poseo
una carta,
una pluma,
una pulsera,
una libreta,
un listón
mi oso favorito
mi pijama
mis collares
mis fotos,
de ésta manera es
como trasciende mi alma.

Aquello que alguna vez se sintió
y que jamás se olvidó.....

Es aquel aroma que despido cuando me abrazas,
cuando me tocas,
y entonces
rozas mis labios
 enmarañando mis rizos
descubriendo
mi simpleza humana.

Inmortalizada, enunciada, añorada me encuentro,
en recuerdos, fotos, imagenes u objetos,
¡expresión innata de humanidad divina!
obicuidad confundida entre el ser y el materialismo
transfusiones etéreas místicas,
siluetas amorfas bellamente esculpidas...
Ilustre naturaleza,
sublime expresión de mi yo...porque YO

Soy algo que poseo, y que nadie nunca podrá tener.




No hay comentarios: