VENENITO

20 sept. 2010

DUEÑA DE NADA

Sólo por unos instantes mi mente me dió todas las respuestas; pero hasta entonces cuando todo era muy claro, una voz me dijo:

Eres dueña sólo de la enorme cabezota que guarda tan brillante cerebro....

Comprendo ahora, que jamás me atribuiré el corazón de nadie más, nadie es dueño de cosa, objeto, un bien inmueble, persona,  sentimiento, ya que por lo primero se necesita pagar, por lo segundo pagas por el uso y los derechos,  lo tercero no está en venta y lo último, son translativos de dominio....

Vaya lección !!

No hay comentarios: