VENENITO

21 sept. 2010

Aquel rostro de infanta

No entiendía porqué es tan importante celebrar una fiesta de 15 hasta el sábado. Y es que el vestido, la corona, los regalos, no son lo más importante, yo pensé que sí. No tuve fiesta de 15, en el tiempo que los cumplí, mi familia no tenía mucho dinero, nunca quise decirles que en verdad me hubiera gustado una celebración de tal magnitud entre  familiares, amigos, vecinos y compadres, brindando por años cumplidos..

El sábado fui invitada, no por ser familiar, simplemente me doy el nombre de colada (invitado del invitado, que nada tiene que ver), sólo es que suelo criticar el vestido, los colores, tiempos, comida, sonido, baile (como si fuera toda una pinche experta).  Ésta quinceañera, tenía el rostro más angelical que yo haya visto, no era de aquella niña tratando de aparentar nada, con una silueta perfecta (ausencia de la super delgada barbie, engreída porque ahora es una de las más cotizadas mujeres, a sabiendas que se encuentra en la mejor edad para el ligue, la coquetería a todo lo que da, y el poder que tus hormonas alborotando a todos los jovenes pubertos que se encuentran a tu alrededor, el sexo representa algo nuevo, el nuevo poder que no sabías poseer  convirtiendote en toda una mujer experimental en zona de guerra...) Laura, que con una sonrisa agradecía estuvieras allí, reluciente, espectacular, la mirada más dulce  y cautivadora, llena de entusiasmo, nada presuntuosa; llegó a su fiesta con un vestido diseñado por la costurera familiar, un espectacular vestido sencillo pero muy hermoso, sin brillos, pero con agelical movimiento parecía flotar... Las palabras que pronunció fueron únicamente de agradecimiento a su familia, su "pequeña gran familia"; éso es el verdadero significado ...Total y rotundo agradecimiento por cuidar de una señorita que ahora puede ser capaz, de velar por los enfermos, curar con un beso, acariciar corazones, cantar con la mirada, alegrar los días más triztes y dar esperanzas a los olvidados, seducir con un sólo paso, demostrar que la fuerza no sólo se mide por brutalidad, si no por el ímpetu de su alma, ser amiga, hermana, hija, estudiante, atleta, política, mamá, esposa, luchadora, dadoda de ilusiones y musa de las palabras más hermosas del mundo, así con todo ello dar la mejor sonrisa cuando el destino te escupa, cuando las puertas se encuentren cerradas y el desamor te destrose el corazón... seguir tan llena de vida...

  Bienvenida Infanta a la vida de una nueva Mujer!!! 



2 comentarios:

nubia dijo...

Alma que lindo tu texto, gracias por tomarte el tiempo de escribir acerca de mi hermana. También agradezco que nos hayan acompañado en la fiesta. Espero que nso veamos pronto. Un abrazo.

Venenito dijo...

Al contrario Nubia, gracias por invitarnos a tan linda fiesta. Tienes una Hermosa familia... !! Bendiciones querida Nubia.. Muchos besos..