VENENITO

8 mar. 2017

PALITOS CHINOS

Venia manejando. Las rutinas que tengo no me dejan ver más allá de lo evidente. Sólo es que me di cuenta que hay un nuevo restaurant en mi pueblo: COMIDA CHINA para llevar. ¡Vaya, pinches chinos! -  Se habían tardado en entrar a éste lugar, al que ciertamente mi hermana nombró "Silent Hill" el motivo, no hay ni madres . Pasé muy rápido sólo divisé al mesero corriendo con unos palitos chinos. Así fue que recordé mi primera vez, comiendo  arroz y camarones en bolita. No se me hizo novedoso, pero si un lío aparentar que sabía hacerlo : usar ésos pinches palitos de mierda frente a mis compañeros mamones de la facultad.


Pasa que aprende uno a fingir, aparentar. Hacer lo que vieres a dónde fueres. Sería algo así como ver Porno y pensar que soy experta .

Aquí casual jugandole a la vergas.

¡Vaya reflexión !



1 comentario:

issael avila dijo...

Genial. Uno siempre quiere aparentar lo que no es, pero es un impulso natural del ser. Aunque no se quiera, esos chinos están en todo. Saludos