VENENITO

23 mar. 2017

Soy tu hogar

Te acaricio la frente como siempre. Sabes, te acaricio la frente hasta con el pensamiento cuando no estás. Me gustaría ser mágica y poder curarte de todo lo que te acongoja. 

Mientras te desnudas y veo tu masculinidad imagino ser la dueña de todo aquello que eres... Piel, carne, sangre. Más no deseo tu intangibilidad; amor o deseo, por considerarlos una gran responsabilidad.  Ahora creo fielmente que por éso Dios nos mandó al mundo solos, libres para elegir a quién amar. 

Ayer llegabas cansado, estresado y enfermo. No hemos tenido  los mejores días, pero quiero que sepas que siempre tengo en mente todo lo que me dices:

"Seremos fuertes, porque débiles, cualquiera."

Espero siempre poseerte con la mirada, acariciarte con mis pensamientos y que cuando a ellos aparezca la palabra HOGAR, sea yo en lo que pienses, nada más.






Podata: Acariciándote con la mirada

2 comentarios:

luna dijo...

Que bonita manera de describir un hogar

javier de la cruz dijo...

Me late..