VENENITO

24 ene. 2012

EL AMOR INFINITO

No encuentro palabras para hablar de una persona (aunque no sé si en verdad se trate de una persona). Al morir mi madre quedamos como vagabundos por el mundo, extrañamente siempre tuvimos el amor de una persona que nunca nos pide nada a cambio ella es María. 

No hay mejor lugar que con María. Hace unos días yo juraría estaba apunto de morir, con todo y escuincle en la panza, el hecho es que me di cuenta de lo afortunada que soy al tener un ángel como ella (hacia tanto tiempo que no me sentía tan bien). María me cura siempre las cicatrices del alma, con mucho cariño me atendió mi gripa, me inyectaba todos los días, se preocupaba por mi medicamento y por los alimentos que consumía. No entiendo como es que se preocupa tanto por unos vagabundos ajenos a ella. María, mil veces bendita seas.  ¿Cómo alguien puede cuidarte, mimarte, abrazarte cual madre fiel?  Ella es el ejemplo de los ángeles vivos. Gracias simplemente por tu existencia querida "Tia María".


No hay comentarios: