VENENITO

9 ago. 2010

una para el canalla

Habemos muchas mujeres contando histórias, las plasmamos como mejor nos place; algunas escriben, otras pintan, mientras tanto hay quienes prefieren llorar para desahogarse. La  mayoría escribimos, contando de las aventuras vividas con amigos, hermanos, padres, primos, colegas, de lo que más se escribe es de los sentimientos producidos en su mayoría por aquellos que dejaron huella, marcandonos de por vida. Nadie está exento de las cicatrices producidas, nadie se hace responsable por ocacionarlas, sin embargo en su mayoría fueron canallas por no reconocerse los autores intelectuales de tal masacre.  Por difícil que parezca también tenemos un canalla viviendo dentro... no sé si la palabra para un canalla en femenino sería  ¿cabrona?

Dedico éste  pensamiento a todos los canallas que nos hicieron más fuertes de lo que pensamos (aún cuando nos rompieron el corazón), generosas por la caricia incondicional de una muy buena amiga sin esperanzas de ser algo más, entusiastas por no perder la fé de que voltearan a vernos y descubrir que a su lado estaba la mujer perfecta, ansiosas por aquel beso húmedo que nunca llegó, libres por darnos cuenta que existen mejores formas de hacerle frente a nuestra timidez, audaces por lograr aquel encuentro y hacerlo parecer casual, decididas por que cuando el canalla por fin me miró pude decirle -NO-.
Para todos los canallas y  cabronas que cambiaron nuestro mundo.

No hay comentarios: