VENENITO

21 ago. 2010

Mi hombre ideal

Mientras veía una película, al mirar a una de las estrellas principales, Mike Rourke, admiraba su galanura. Entonces me hice la pregunta-¿tengo algún  tipo de hombre ideal?- .

La verdad es que tengo a un hombre junto a mí, pero ni yo soy la mujer ideal , ni él es mi Brad Pitt versión mexicana región 3. Creo que sentimentalmente  se puede encontrar a la persona que te complementa, pero físicamente no llena tus espectativas. Me encantan los hombres altos, gorditos, de ésos que con un abrazo te quitan el aliento, también me encantan aquellos que más bien desbordan alegría. Creo que siempre buscaba hombres así por mis complejos nunca me vería más gorda que él.
Yo soy una mujer "robustita", más bien gordita (como me decían los jóvenes pubertos); nunca me sentí apenada, pero sabia perfectamente que no era una mujer hermosa, que nunca sería la mujer que arrancaría suspiros, ni mucho menos aquella que jamás olvidarías, más bien siempre fui la gordita, solitaria, que si bien no era la más guapa, si era una de las más inteligentes, siempre quizé ser una mujer auténtica, para que no fuece comparada, aunque por consiguiente sabia perfectamente cual es mi lugar para aspirar a un estandar de hombre. Sabía que no podía estar con los muy guapos, porque yo no estaba dentro de su estandar, es algo extraño, pareciera que los muy guapos, sólo se fijan en las muy guapas o muy atractivas (parámetro que no cambia con el tiempo, exeptuando la variante que el dinero sí podría alterar): simplemente tenía algo muy estúpido en mi cabeza,  yo sólo podía aspirar a aquellos que se me acercaban, me dije a la edad de once u doce años "el tener novio será una milagro", cosa que mi madre gritó a los cuatro vientos cuando llegó.

Por un tiempo estuve confundida por mi sexo, ésa es la verdad, no llegaba el puto novio, me empezé a sentir diferente a las demás niñas, no era una muñequita, más bien lucía como un luchadorcito (gracias abuelito),  siempre me decían que parecía niño, de hecho también lo empezé a  pensar así. Me agradaban también las niñas, las sentía muy frágiles, hermosas, nunca me visualizé como una niña, siempre fui muy independiente, me cuidaba sóla, quizá ése hecho y el tener una hermana a quién proteger me hizo ser y comportarme como niño.

El hecho es que, mientras miraba a Mike Rourke, todo cruzó por mi mente, se convirtió en uno de ésos instantes por las que un segundo,  te hace revivir y pensar nuevamente en tus traumas, en lo bueno que están los nachos, que si te  andas cogiendo al protagonista sería bajo ciertas circunstancias... entre otras más de miles de babosadas. Entonces pensé: - mi hombre ideal es un hombre Alto, muy grande, que le encanten mis pechos pequeños, que al pararse junto a mí me haga parecer frágil, y delicada (como una verdadera pricesita); que con un abrazo me haga suya, que se comporte como un vedadero salvaje, que cuando le toque todas las partes que un hombre posee,  se vea envuelto en un orgasmo rudo, huela a hombre, ése hombre que  pertenezca al estandar Rudo, Feo, Fuerte y Formal.... como Mike Rourke.


P.D. Por éso es mi hombre ideal, porque es fantasía, y en mis fantasías sería así.
P.D.2: Mike Rouke es un muy buen actor, por éso es actor y no mi esposo.
P.D.3: Si eres hombre, recuerda que las féminas al igual que tú también fantaseamos, sólo que nosotras sabemos disimular, y tú con cualquier Pompi, estás fantaseando y lo peor es que no sabes disimularlo.


No hay comentarios: