VENENITO

7 mar. 2015

Lo que escribió

No me queda duda alguna sobre la inspiración de los hombres... Aveces la mujer piensa que siente más, escucha más y desea más; nada más falso que los gemidos de una puta.



Antonio le escribió a Carmín aquellas palabras que en "su" tiempo ella sentió por él. Pasarían muchos años para dar cabida a confesiones de café (los sentimientos de Antonio). Carmín leía  todo lo que el buen Toño escribía. Así mientras se deleitaba con cada palabra y cada verso ella no se explicaba como se le escapaban los suspiros, al mismo tiempo, su corazón latía tan fuertemente e insistentemente: aquí,  aquí,  aquí... Fue entonces que creyó leer:


Mi Carmín:

Hermosa,  mentiría si digo que siempre pienso en ti pero también te mentiría si te digo que no recuerdo tantas cosas.  Sólo te diré que es un placer pensarte. Hoy sé, que  siempre estuviste ahí donde yo también te observo.

He dejado de ser aquel adolescente pero por dentro, sigo igual... "Muriendo por ti".
¡¡¡Y te  juro que me muero por ti !!!

No vacilaré, te deseo y te quiero como el primer día y si hay el mínimo chance yo lo tomo. Aunque sea a distancias

Y aunque sea lo que sea...
Prefiero un poquito de ti a no tenerte nunca.



Las respuestas, las incógnitas, el deseo, y pasión ardieron dentro de ella. Luego entró la calma, el razonamiento, la pinche puta edad de la madurez que le hizo pesar. -No soy la misma- Luego pensó para sí: Te amo Antonio, siempre lo haré lo sabes, a mi modo y a mí forma de cualquier forma en  todas las formas.






POSDATA: Es hermoso lo que lei, algo más mágico no pude haber leido. "El tiempo se encargará, de lo que la razón y prudencia (amigos del Karma)  tendrán a final". Somos dueños de nuestro destino, saberlo nos hace entender la delgada línea entre los deseos de un pasado y la fortuna que tenemos en nuestro presente. 
GRACIAS POR COMPARTIRLO CARMÍN.








No hay comentarios: