VENENITO

2 mar. 2014

Terrenal atracción

A veces siento un amor
por la tierra, un anhelo
de recostarme en el suelo
para absorber su vigor;

Un impulso seductor 
de sembrarme sin recelo
como buscando consuelo
en su maternal calor;

Y otras veces, tan ardiente
angustia desconocida;
que, en la yerba adolescente:

Quisiera dejar caída 
mi carne sola, inconsciente,
descansando de la vida.

Elías Nandino
Nocturnos Intemporales


Posdata: Llegando de malas y leo ésto; La vida quiere algo.

No hay comentarios: