VENENITO

12 mar. 2014

Indagando

Miradas tiernas en la memoria de ayeres más puros. No existe algarabia retorcida matizada. Los nidos de la inocencia divina son aquellos que podemos contemplar en aquellos humanitos que forman parte de un futuro incierto.

Mi hijo es fan de Carla Morrison, especialmente de la canción "Éste momento". Quizá es la forma en la que ella canta, quizá es porque cuando estaba en mi vientre me encantaba su voz o simplemente es que le gustan las niñas del video y apreciar aquellas hermosas flores trenzadas en su cabello. Cualquiera que fuere el motivo, me alegra el corazón mirar inocencia tangible plasmada en un video. Entonces se me pasa el efecto y pienso en cómo se pierde el brillo de nuestro estado más puro.



No hay comentarios: