VENENITO

16 nov. 2011

LA MUÑECA CORRECTA

Alguna vez me dije - Me casaré con aquel que me regale una muñeca, ése será el hombre de mi vida- fue una de ésas veces en que piensas que nunca te enamorarás, cuando eres tan sólo una niña... 

En cierto día de Univesidad un amigo que me pretendía, llegó en visperas de mi cumpleaños con una enorme bolsa de regalo; entre la emoción de ver el enorme paquete, y los nervios, nunca imaginé lo que aquella bolsa envolvia. -Sorpresa hermosa amiga!- me dijo, entonces mis ojos se abrieron más de lo normal y mi palidez no pude disimular- Gracias respondí asustada con una sonrisita fingida- El paquete traia una gran muñeca de cabello castaño con ojos marrón...

Ése capitulo fue como un detonante en mi cerebro pues no fue hasta ése momento en supe que  aquel muchacho no era con quien pretendía formar una familia... 

Años más tarde, faltando dos días antes de mi cumpleaños, un nuevo paquete llegó a mis manos, una bolsa de regalo dorada que cubría una hermosa muñeca de porcelana, no lo podía creer cuando la vi, inmediatamente rompí en llanto, pues fue el mejor de los regalos, en el mejor momento, en el mejor lugar. Aquel regalo provenía de la persona menos imaginada, de la señora que el día de hoy tengo el orgullo de llamar; mi suegra.

Así fue como aquella señora se convirtió en parte de un sueño hecho realidad; pudo haberme regalado cualquier cosa, ésto me hace pensar que aveces somos afortunados, al poseer la capacidad de mirar al cielo, y pedir un deseo y que éste se haga realidad, quizá no en la forma en que soñaste, si no que llegará en la forma que tenga que llegar... Después de todo, al final recibí el mensaje!

No hay comentarios: