VENENITO

18 ene. 2011

còmo puedes saberlo?

¿Còmo puedes saber lo que  ocurrirà pasado mañana, mañana o en èste minuto?
Todo cambia, en èste preciso segundo las cosas jamàs volveràn ha ser igual. Èsta semana ocurrieron muchos cambios,  en el trabajo, en la casa, mis amistades todo cambiò. Algunos cambios son para mejorar, otros no tanto quizà debi de hacerle caso a mi instinto de pensar que el cambio ocurre cuando  es necesario y simplemente èso. 
Hasta èste dìa no deja de pasar por mi mente la palabra "incompetente".
"Gracias por la puta cadena de favores amiga". 
"TODOS ÈSTAMOS AQUÌ POR ALGUNA RAZÒN, NINGUNA IMCOMPETENCIA APLICA A LOS QUE ESTÀN RECOMENDADOS, SIEMPRE SERÀN LOS FAVORECIDOS DE LOS PODEROSOS".

Muy pocos llegan a la cima por mèritos propios; aunque escuchè por ahi susurar  que se mencionaba a la suerte como factor influyente.
Nada por su simple y especial naturaleza ocurre. Especialmente  cuando defines tanto las cosas...
Exite una edad promedio en la que las cosas buenas dejan de ocurrir para quedar lo suficientemente estancado en la inmundicia de la mediocridad, para quedarte en lo intentè, nunca tuve la oportunidad, aunque siempre la perseguì y nunca se dejò atrapàr.

Nunca pertenecì al grupo de las afortunadas, o de las buena suerte, siempre me tuve que esforzar por lograr algùn triunfo y sentirme lo suficientemente hàbil para lograr cualquier cosa.

No entiendo porque hay personas a las que se les dan las cosas fàciles, porque hay personas que son los suficientemente suertudas para sòlo querelo para logarlo.

Algunos diràn que es cuestiòn de esfuerzo, otros pensaràn que es cuestiòn de chingarse por un buen rato por las cosas que se anhelan,  ser autosuficiente, arrogante, orgulloso y ambicioso para lograrlo. No tengo ninga de ellas, porque quizà nunca me visualicè como una verdadera triunfadora, no quiero engañar a nadie, mucho menos a mì. Sòlo quiero agradecerme a mi por las noches sin sueño, por que lo estoy intentanto y porque sè que en algùn momento tendrè que sacrificar lo que no quiero sacrificar por logar lo que quiero alcanzar...

No me encomendarè a la suerte, tampoco me encomendarè a la santa patrona de las buenas causas, pero si me encomentarè a la "SANTA ALMA" que ella de verdad si hace milagritos.




No hay comentarios: