VENENITO

6 abr. 2016

La sorpresa

Aveces  el día a día aparenta ser repetitivo, pero sin duda alguna, ningún día es igual a otro. Hacemos rutina pero siempre hay variantes.  En mis vacaciones pasaron cosas extrañas y mi humor mermó algunos momentos felices. 

Ya no poseo el humor de una quinceañera al ver el mar, ahora me preocupa más que la arena se me meta al culo y luego no pueda sacarla tan fácilmente. Ya dejé de admirar el mar y fantasear con escenarios románticos, ahora me toca meterme a jugar (no importa el horario, tengo que jugar a que el tiburón me muerde, o que se inunda el castillito que hice junto al él) Me preocupa más  que mi personita traviesa no se queme con el sol, a verme como pinche camarón deforme  porque el bikini lo cambié por una carpa  y los lentes de sol por los accesorios de mar (aquellas pinches cubetitas para hacer castillos). No, nada puede mermar más mi entuciasmo por volver al mar (¡yupi!).

Me cambió el humor (¿En qué momento?) Decidí dejar la sorpresa para los acontecimientos desafortundos, aquellos en que te sorpende la desgracia, de ésos, me tocaron muchos en el viaje. 

1.- Mi celular decidió descomponerse y para una fanática de las fotos éso es una verdadera desgracia, así que no tengo  ninguna foto tomada por mi. 
2.- Estar con mi familia y que entonces se te caiga encima el pinche paraguas y que luego te lo quieran cobrar (no tiene precio)
3.- Caminar a mitad de la noche buscando "gotitas para los ojos" porque a tu hermano se le cerró el ojo por pescar una infección en la alberca, lo peor no es encontrar una farmacia abierta, si no que pareciera que nadie conoce el medicamento allá.
4.- Que se te rompa "la carpa" (el traje de baño) justamente en el culo, y no poder meterte al río.
5.- Que el viaje sea para ir a tomar café y no poder tomar café por tu problema de GASTRITIS.
6.-  Que tu hijo se ponga a llorar y gritarle a una señora que "ése es su lugar porque él lo vió primero" 
8.- Que te llegue el periodo (en el mar).


Lo rescatable de viaje fue darme cuenta de mi posición, de las cosas que no estoy haciendo. Que encontré a Frida en un pareo, en unos aretes, bolsas, carteras ; Frida está en cualquier lugar del mundo... y que el amor de mi vida está en casa, esperando por mi .


LA SORPRESA
Regalo de la Tía Lupe, textual me dijo: Vi las Fridas y pensé en ti..."para la Venenito"






No hay comentarios: