VENENITO

2 jun. 2015

La niña que respondió como adulta

Ella se pintaba los labios al mismo tiempo que miré el enorme ramo de rosas en su tocador y en cada esquina de su recámara,  enormes globos en forma de corazón con la leyenda "te amo".  Era imposible no imaginar lo clavado que estaba su actual novio.  Entre ironías le dije : Mi vida,  cuéntame,  ¿Qué tal le va a tu novio vendiendo globos? Me miró seriamente y luego una estruendosa risa contestó: mi nuevo novio es ranchero no globero!
-Y...  ¿Qué le pasó al otro? -le pregunté chingativamente-.  Pues... simplemente me dejó por su ex. Ya no me buscó, al tiempo que descubrí,  un sin número de llamadas de la ex,  imagino que fue ése el motivo por el que no lo volví a ver. Entonces fue que dejé de Chingarla con preguntas pendejas e ironias baratas.  -Perdón mi niña - respondí entre suspiros.  No,  no tengo nada que perdonarte,  es la verdad- me respondió fríamente.  Pero, ¿sabes?  Me quedé con "el que me quiere más " y desde entonces las esquinas de ésta habitación, me lo recuerdan todos los días.


Posdata: Una muy buena lección y con guante blanco (por andar de venenosa). Ojalá y todas las mujeres tuviéramos la madurez, sensatez y transparencia de ésta dulce joven al entender lo que no se puede entender y aceptar lo que no se quiere aceptar. 

No hay comentarios: