VENENITO

25 jul. 2014

Mil infiernos en el interior

Soy presa del coraje ante la forma en que la circunstancia me maltrata. Es verdad que yo no olvido, la consecuencia es ser siempre "la víctima". ¡¡Mil infiernos de pasión que no pueden salir!! Mil infiernos de eternidades de coraje y demonios acompañándome, reclamos, inconformidades,  recelo y desesperación sobre aquel mandril que me tocó por progenitor... mil infiernos por la muerte de aquella que "el culpable" me quitó... Mil infiernos por la impotencia que al final siempre terminan apuntando al que nombro Dios (luego le pido perdón y cae la verdad) -Yo soy la MIL INFIERNOS-.


Posdata: Mi vecina cree ciegamente en que las injusticias se pagan con el que nombre mi culpable, yo digo que el infierno habita en el corazón y sale  en cada pensamiento, en cada sentimiento de maldad, en aquella mirada que mata y en aquel susurro del escribir.                    



Y ella es flama que se eleva
Y es un pàjaro a volar.
En la noche que se incendia
Estrella de oscuridad
Que busca entre la tiniebla
La dulce hoguera del beso
Quema el amor en sus labios
El infierno es este cielo.


No hay comentarios: