VENENITO

14 jul. 2014

El abrazo más profundo

Quedé maravillada de aquella magia que posee un abrazo. Lo sentí aquella vez que la vi (débil y taciturna) como una pequeña flama que cuidas, más que a tu propia vida ( sí, hablo del último abrazo de mi madre). El miedo y sensación de satisfacción amorosa te invaden ¿Lo has sentido?


Salvador cumplió años; el pastel, la compañía de ver a tus ángeles terrenales y un sin fin de risas acompañadas de regalos, la convivencia familiar llenando los recuerdos de cada año en la misma fecha... fue entonces que al soplar las velas, una voz grave dijo:  ¡¡el abrazo, el abrazo al hijo de mi vida!! Así me convertí en la testigo de aquella pizca de amor que nunca había visto  en mi padre.  La magia duro instantes, ¿sabes cómo se siente aquel abrazo que anhelas desde el primer instante de tu vida? Papá sabe dar abrazos y yo no lo sabía. ¿Qué clase de "pinche ser humano" he creado en mi cabeza para que ésa acción tan simple, no la pueda concebir en mis memorias?  


Posdata: Ahora ¿quién es el monstruo? Yo por crearlo o él por actuar como tal.





No hay comentarios: