VENENITO

28 nov. 2013

Comida de Ángeles

Algo tan simple la ponía contenta. Procuraba tenerle una caja de ésos maravillosos gises que iluminaban su mirada. Mamá tenía la manía, costumbre, delirio o simple mal hábito de comer gises. Extrañamente escuché que las cosas más raras, inexplicables y burdas llegan a llenar vacíos; mi madre era un ser lleno de curiosidades y secretos hasta las pestañas.

Un niño no entiende ciertas cosas; quizá sigo siendo la niña preguntona, arrogante y rebelde. Un buen día  sólo le pregunté -¿Ma '  porqué comes gises?- su respuesta fue:

"Todos los seres humanos somos algo divino y yo creo que fui un ángel en mi otra vida, sabes... me visitó mi ángel guardián en sueños y me pidió gises, mi vida, ¡se los comió!" ... -¿Entonces, tú eres un ángel mami?-

Posdata: Mamá se convirtió en mi ángel.

Una historia para ir a dormir?




No hay comentarios: