VENENITO

24 ene. 2013

Escucharte.

-Gracias por hablarme Ely.- respondía amorosamente. -Disculpame si sólo llamo para contarte triztezas.-dijo timidamente. -No,  gracias a ti por que sigues confiando en mi - le respondí. Fue entonces cuando me dijo -Amiga, disculpa que te diga ésto... pero... ¿Dónde están las nachas de tu marido? Amiga, ¡Te lo estás chupando!-


PD. En verdad me hiciste el día. Todo estaba bien cuando agregó - Ah y tú bien quitada de la pena  amiga sin ningún complejo!. (Sabes que son tus verdaderas amigas porque ... ¡Siempre están para decirte la Neta!)





No hay comentarios: