VENENITO

13 dic. 2012

CON- TACTO

"Mujer madura, que cuando dice madura es eso exactamente: no hay carnes firmes ni turgentes pechos. Son carnes curtidas en batallas sobre campos bienhallados. No se ofrece piel tersa porque en ella se dibujan los surcos arados entre tantas idas y venidas.
No queda mucho corazón, apenas un trozo que ofrecer. Pero es templado y sin infarto. El resto ha sucumbido a más de una taquicardia. Por lo demás, no  pido ni paseos ni hombre honesto ni sincero, que para eso me quedo con lo opuesto.
Tampoco hace falta buena posición o determinado signo del zodiaco. Con que tenga buena letra y algo de agudeza, basta y sobra para el resto.
No respondan los que busquen buena oreja, que para oir historias ya tuve muchos confesores. Tampoco busco el cielo, ni mucho menos el paraíso; ya moré por esos lados.
Por último, y para empezar con cosa bien clarita, ruego que se abstengan del contacto los que no comprendan que, donde dice amor, se debe leer: pródigiosa pasión.
A éstas alturas. El cuerpo tan sólo pide guerra"

Pizca de sal
Alejandra Díaz Ortiz




No hay comentarios: