VENENITO

9 abr. 2012

LAS HERIDAS TARDAN EN SANAR

PINCHE VIACRUCIS- me dije cuando parí a mi hijo; y es que como dar algo a cambio por una maravilla terrenal, quizá estoy dramatizando (vuelvo a lo mismo), pero ni con cientos de litros de sangre podré dejar de blasfemar sobre las injusticias.
El señor mandril vuelve a la andada, (que se lo lleve la chingada),  la casa de mi familia al borde de un colapso (está en la chingada) y yo con una puta herida en la panza y las chichis por el suelo (simplemente estoy chingada) vaya que si regresé para seguir dando lata, ps que CHINGAS!



No hay comentarios: