VENENITO

2 mar. 2012

NUNCA BASTA

Una tarde en la casa donde crecì, el sol pega muy fuerte, asì fue como mi mente y mis ojos comenzaron a visualizar aquellas memorias guardadas en el sementerio de mis nostalgias, la casa sigue guardando recuerdos que pensaba habìa sepultado. En honor a los recuerdos sentada en èste sillòn la vista es abrumadora.  Mientras tanto escucho mùsica de fondo; no tengo ganas de bañarme, tampoco de arreglarme. Estoy embarazada,  no puedo dejar de llorar. No, no lloro por estarlo, si no porque encontrè una caja de fotografìas arrumbadas, una de esas fotos me hizo pensar en ella, mi madre. Tengo las fotografìas en mi mano y sòlo pienso que ella no conocerà a mi hijo, pero encontrè algunas fotografìas donde mira a algunos niños ; entre sobrinos, primos, imagino que es a mi hijo a quien ve. Imagino su mirada, aquella primera vez al cargar a su nieto, aquellas tardes de fiesta donde "la abuelita parte el pastel", entonces sigo escurriendo agua salada. 

No puedo evitar pensar en que al ùnico que conocerà serà a mi padre. Aquel hombre del que no puedo esperar cariño alguno. Esta mañana le hablò a uno de sus trabajadores para decirle que llegarìa tarder porque tenìa que ir a recoger las boletas de la escuela de sus hijas. Ahora que lo pienso mi Padre jamàs piso escuela alguna para ir a recoger nuestras boletas, nunca le importò, por màs que me esforzè en la escuela, jamàs logrè que el fuera a mi escuela, nunca lo escuchè tan entusiasmado por hacerlo como èsta mañana. Pasaron un sin fin de sentimientos por mi cabeza; desde que no se merecìa ver a mi hijo, hasta dejarle de hablar completamente. Acepto resignadamente que me lastimò me hiriò y no quiero que mi hijo tambièn lo estè por su propia sangre, su abuelo puede llegar a ser muy cruel con aquellas promesas que sè nunca cumplirà. Basta con un roto.  


No sè cual sea la lecciòn de todo èste dìa, pero estoy firme con mi desiciòn, es un hecho que los muertos no se levantaràn de su tumba a consolar a los olvidados, por ello ni con todo el puñado de recuerdos y sonrisas junto a ella me bastaràn para quedar conforme, en que un dìa alguien me amò como para darme un pedacito de vida, nunca me bastarà con todas las sonrisas perpetuas, nunca me bastarà con el recuerdo, nunca me bastarà con sòlo èsta fotografìa que encontrè arrumbada.

No hay comentarios: