VENENITO

17 abr. 2012

De entre todos los perros

De entre todos los perros y perras que he llegado a conocer, ninguno me ha dado tanta lata, como "Pacha"; ella es una perra de la vil chingada.

Pacha se parece a las demás, se desquita como cualquier ser humano, pero pereciera que trae "un asuntito pendiente conmigo", siempre está para fastidiarme, y morder mis calzones (sólo los mios) y es que no tiene madre, salir de tu casa al tendedero y encontrarte con tus chones nuevos destruidos. Esta hembra vino para quedarse; y es que no basta con haber deseado un animal grande, pero yo no escogí a  Pacha, más bien fue como una imposición para no quedar mal.

Si me preguntas, yo no quiero a Pacha; el motivo principal, pudiera ser mi bebé, o mi maldita cesárea (y aunque si bien yo la elegí, es motivo suficiente para tener un poco más de consideración conmigo). En última instancia, Pacha me las pudo más que otra perra.

No comentaré más sobre si me fastidia que se trague las cosas más insignificantes de la casa, es que no debería destruirlas en un principio, no me cuesta trabajo , simplemente es que al igual que a algunas personas les sucede, no "tolero a ése animal", es como no tolerar a cierta hermana incómoda de mi padre (llamese la Puta por quién mi padre me corrió); es simplemente porque ante éste tipo de "perras" siempre las llevaré de perder.

Ni modo, la venenosa se quedará con el veneno, aveces así suele suceder frente a algunas Perras.



No hay comentarios: