VENENITO

21 oct. 2015

Inesperado

Admiraba el esplendor de la fiesta, canción tras canción (unas me gustaban más que otras).  Entonces miré a la pista y vi, quinceañeras con vestiditos de pecado. Fue innevitable  no compararme y pensar en los años que pasaban. 

Desde la otra mesa, una señora me miraba, quizá me veré como ella en algunos años, no lo sé, quizá pensaba lo mismo que yo, pero para ella tal vez, yo era la señito sintiéndome como quinceañera.  Inesperadamente, sentí una caricia en mi entre pierna (quién sabe si alguien más observó el momento cuando me acariciaste; sentí tu mano rosandome centímetro a centímetro). ¡¡DETONASTE MIS DEMONIOS!!  Me exité tanto, no pude contener mis emociones en ése instante de segundo. 
 - ¡Ey , bailemos!- seguía tan excitada que hasta el pinche frío se me quitó.



Foto: Nalgas y Libros.com

Posdata: Así es como usar falda corta  en época de frío, calienta hasta la inspiración.

No hay comentarios: