VENENITO

25 feb. 2014

Mercedes


Es increíble lo que uno recuerda...un día de kinder mamá
llegó más temprano que de costumbre -lo sabía porque sólo iba a comer y todo el tiempo esperaba la hora del recreo- nunca llegó. Así que mamá  llego con un compadre, en el camino sólo escuche murmurar- ése pendejo ni se la espera-. Llegamos a no sé dónde, con no sé quién, pero estaba contenta porque vi a mi papá.

-Papá, papá te amo - fui corriendo hasta abrazarlo, el correspondió mis abrazos hasta que, una voz dijo: ¡así te quería agarrar pendejo, con tu bola de putas! Fue entonces que miré a una joven mujer; delgada, tez blanca, cabello largo (como el de la cantante Daniela Romo) vestídito entallado con unos labios pintados en color rojo. Lo que pasó después, no lo recuerdo quizá el recuerdo lo suprimí, pero me di cuenta en ése instante de lo que era el engaño.  

Después de ése día, mamá  odió el nombre "Mercedes". Yo nunca odié a su  compadre "Graciano"; que a fin de cuentas sucedía exactamente lo mismo y viceversa o ¿cómo era?


                                     





No hay comentarios: