VENENITO

22 oct. 2013

El Ente.

Soy normal quizá. Ven mírame, no como una mujer, ni como aquella que de alguna forma figura en tu vida (por decirlo así). Hoy no soy más que aquel ente; imperfecto, con sentimientos tales que la más mínima caricia o palabra afecte hasta tu propio juicio.




Protégeme, acariciame, arrinconame y mátame (es importante que lo sepas). La próxima vez que me veas, recuerda lo leído aquí.  











Posdata: Con amor, un profundo beso.

No hay comentarios: