VENENITO

24 may. 2013

Los chocolates

Hace unos días me dieron un regalo; recibí una pequeña caja de chocolates de una vecina. Las mujeres no suelen ser muy atentas- pensé- ... La vecina es rara, nunca me saluda a menos que vaya mi esposo, no es linda sólo con él. Quizá mi paranoia me juega una broma más sin embargo no es de "buenas mujeres" ni es bien visto que una ande saludando al marido de la vecina; hay cosas para las cuales soy una ermitaña y no me gusta hacer amistad vecinal.

Recibí aquella caja de chocolates pensando en que era yo una mala persona como siempre mal interpretando las cosas... La verdadera sorpresa fue que mi marido estaba cortando el pasto y barriendo la calle, tocaron la puerta, fui pero ya para entonces traía en el hocico un chocolate que casi se me atora cuando vi a mi marido en el jardín de ella barriendole el pasto que nuestro jardinero le había cortado.

Moraleja... No se puede esperar nada bueno de una mujer que te llena el hocico de chocolates cuando su verdadera intención era "que mi marido fuera su chalán"... En otras palabras, me trague los chocolates por pinche atascada, mientras ella me daba baje por puta. Lo peor es que ya sabía su tirada y aún así paso.


No vuelvo a tragar chocolates.!!!!




No hay comentarios: