VENENITO

8 jun. 2012

Ya no quiero un lanzallamas, ni un libro de poemas para leer en voz alta mientras prendo fuego a todo lo que me ha dado más tristezas que momentos buenos. Hoy quiero enclaustrarme en mis silencios… 

Roberto G. Castañeda 

 

                                 

 

No hay comentarios: