VENENITO

30 dic. 2014

Mis pasadas

En resumen:

Perdí estabilidad en mi hogar; aquel nido lleno de ilusiones, emociones primeras y aventuras incontables a lado de mi esposo. Hoy vivimos en una casa que no es nuestra,  aprendiendo lecciones a la mala,  construyendo sueños de la nada.

Sólo así,  forzados al cambio, ser tolerantes, resistentes y aguerridos no por convicción, si no por supervivencia. 
Fue aterrador  darnos cuenta que estábamos cómodos, salvos en nuestra zona de confort y que justamente éso nos hacía mediocres.

Acudir a los centros espirituales hacernos desde una limpia,  bañarnos con pirul,  y terminar por caminar sobre fuego, nos devolvió  la FE;  pues una oración y buena vibra siempre serà la mejor receta para liberarse de los envidiosos. 

¡El viajar,  andar sin equipajes; es la verdadera aventura!

(Por un segundo la vida me azotó, me escupió,  cuestionandome la cordura de tenerte,  saberte ajeno y no poder cambiar las cosas que no están a mi alcance (sigo siendo mortal,  fràgil) demostrando que lo que me dió,  me lo podía quitar,  las veces que quisiera y...   porque es siempre mejor "que me falte todo" menos tú, ; mi amado esposo. )

Que las amistades cuando son verdaderas no dan "like's en facebook" tampoco harán  comentarios en mal pedo para hacerte sentir mierda, jamás te envidiaran y mucho menos te ocultaran fiestas, fotos o reuniones.  

Tan humana para cometer errores, reír y llorar,  sentirme miserable,  maldecir a los ojetes que viven en éste mundo; como aquel hijo de la chingada,  que no quiso hacerse responsable por lo que hizo su hijo, al golpearnos el carro (mostrando a su hijo que puede ser irresponsable e irrespetuoso para no enfrentar las consecuencias de sus actos ) o aquellos que golpearon a mi esposo y que casi lo matan por defender al ojete que nos agredió,  sólo porque mi esposo tenía el derecho de paso.  Aquel PUTO,  que siempre estaciona su carro afuera de la casa solo por joder.   Todos ésos no les deseo ningún mal,  sólo lo justo.

El año termina con sólo "gente conocida" que decidí sacar de mi vida y al igual que yo,  pensaron que yo no aportaba nada a la suya.  Sin casa,  sin trabajo, con un golpe muy fuerte en la cabeza,  con aquel estudio médico pendiente para saber si la convulsión no causó algún problema a nivel neuronal (que ya como novela de trágica) con mi esposo,  mi hijo (los más hermosos seres que iluminan mi vida) nuestras familias que nos hacen reír, enojar y que sin ellos,  quien sabe dónde estaríamos... Gracias 

Adiós 2014.




No hay comentarios: